Haciendo Que Tu Matrimonio Funcione

Por Joyce Meyer

Haciendo Que Tu Matrimonio Funcione

El cordón de tres hilos es una imagen del poder que se produce cuando dos personas se ponen de acuerdo en algo alineado con la voluntad de Dios. Cuando dos personas se vuelven una en un acuerdo, hay una enorme cantidad de poder.

Pueden divertirse tanto en su matrimonio cuando ambos comienzan a ponerse de acuerdo. ¿Sabes que Dios no los puso juntos para que sean infelices? Tampoco los puso juntos para pelearse, criticarse o intentar cambiarse el uno al otro. La Biblia dice que una mujer debe disfrutar de su esposo. (Ver 1 Pedro 3: 2) Piensa en eso. Raramente escucho a una mujer decir: “¿Sabes qué? Realmente disfruto de mi esposo”. Y Dios quiere que disfruten el uno del otro. Él quiere que se diviertan juntos. Necesitan reír y divertirse juntos.

Cómo “Ser Uno”

Bueno, ¿cómo dos personas con personalidades muy diferentes, que no piensan igual, que no sienten lo mismo acerca de diferentes cosas, que ni siquiera les gusta el mismo tipo de comida, se conviertan en una? Sabemos que no solo sucede cuando ambos dicen “Sí, quiero”. Convertirse en uno es un proceso que solo lleva tiempo.

Muchas veces, la parte más larga del proceso de convertirse en uno está en la mente. Las parejas a veces tardan en ponerse de acuerdo en la forma que piensan sobre las cosas. ¿Cómo se lleva a cabo este proceso de acuerdo mental? La mayoría de los problemas maritales incluyen conflictos por problemas de comunicación, malentendidos sexuales, problemas de dinero, diferentes objetivos y desacuerdos sobre la crianza de los hijos. Todas estas cosas se resuelven entre nosotros dentro del campo espiritual del alma de nuestra unión, nuestras mentes, voluntades y emociones. No tiene tanto que ver con el espíritu o el cuerpo como con lo que pensamos acerca de esas áreas. Podemos saber espiritualmente qué es lo correcto en hacer, pero eso no significa que terminaremos haciéndolo.

El Poder del Acuerdo

La Biblia dice que se supone que debemos estar de acuerdo. Mi esposo, Dave y yo tenemos las personalidades más opuestas que pudiéramos tener. Sin embargo, Dios nos ha unido cada vez más para que comencemos a pensar similar y queramos más de las mismas cosas todos los días. Todavía tenemos dos personalidades diferentes, y ahora podemos ver que Dios reunió nuestras diferencias a propósito. No fue un accidente. Dios sabía que cada uno de nuestros puntos fuertes y débiles completaría al otro cuando nos volvimos uno. La idea de decir: “¿Por qué no eres como yo?” ya no es una pregunta en nuestros corazones. Nos damos cuenta de que nos necesitamos unos a otros para ser exactamente quien Dios nos creó a ser. Ya no criticamos las debilidades de del otro. En cambio, tomamos parte de nuestras fortalezas y disfrutamos el uno del otro.

No hay dos personas que necesiten ponerse de acuerdo más que una pareja de casados. Dios ha hecho mucho por Dave y yo desde que salimos de la contienda y aprendimos a ser humildes hasta el punto de que no tenemos que tener la razón todo el tiempo. Muchas guerras se inician en nuestros hogares por cuestiones insignificantes que no tienen importancia, como por ejemplo si doblar a la izquierda o a la derecha del vecindario cuando ambas calles van a la misma tienda. Si quieres tener poder en tu matrimonio y en tu vida de oración, entonces tienen que llevarse bien. Puedes aprender a “estar en desacuerdo agradablemente” sin causar conflictos.

La gran pregunta es, ¿cómo las personas que no son una sola mente se pongan de acuerdo? El acuerdo llega cuando las personas involucradas dejan de ser egoístas. Muchos adultos todavía lidian con el egoísmo. Todo lo que equivale a egoísmo es: “Quiero lo que quiero cuando lo quiero, y realmente no me importa lo que quieras porque quiero lo que quiero”. El egoísmo es un enfoque interno inmaduro. Si cada uno de nosotros aprendemos a expresar nuestras necesidades, pero elegimos lo qué es mejor para todos en la familia, entonces encontraremos la paz. La clave es preocuparse por lo que la otra persona necesita, estar dispuesto a ser humildes y hacer lo que podamos para satisfacer esas necesidades.

Facebook icon Twitter icon Instagram icon Pinterest icon Google+ icon YouTube icon LinkedIn icon Contact icon