Agradeciendo en Medio del Sufrimiento

Agradeciendo en Medio del Sufrimiento

Den gracias a Dios en toda situación, porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús. —1 Tesalonicenses 5:18

La Biblia nos anima a estar siempre agradecidos. Eso es fácil cuando Dios responde la oración y nos libera de los problemas. Pero no siempre es fácil cuando las cosas van mal. Entonces, ¿cómo podemos permanecer agradecidos en medio del sufrimiento?

Tenemos dos alternativas. La primera es alabar a Dios a pesar de lo que esté sucediendo en nuestras vidas. O bien, otra forma de decirlo es que, en medio de nuestros problemas y dificultades, podemos regocijarnos por el constante amor y fidelidad de Dios hacia nosotros y regocijarnos por las cosas que no están mal en nuestras vidas.

La segunda alternativa es preguntar: “Dios, ¿qué puedo aprender de esto? ¿Qué quieres enseñarme a través de esto para que pueda estar más cerca de Ti y regocijarme plenamente en Tu bondad? “Estas no son preguntas fáciles, y las respuestas a menudo son difíciles de escuchar.

A veces solo podemos captar las lecciones importantes en nuestras vidas cuando pasamos por momentos difíciles. Gracias a Dios que los tiempos difíciles te llevarán a mejores cosas.

En medio del sufrimiento, agradece a Dios y confía en que te guiará a cosas más grandes y mejores.

Oración Final: 

Dios, Estoy agradecido por Tu amor y Tu presencia. Perdóname por refunfuñar cuando las cosas salen mal, y acuérdame de todas las cosas que van bien en mi vida. Yo quiero regocijarme siempre en Ti.

Facebook icon Twitter icon Instagram icon Pinterest icon Google+ icon YouTube icon LinkedIn icon Contact icon