La Fe Para Verte a Ti Mismo a Través de los Ojos de Dios

La Fe Para Verte a Ti Mismo a Través de los Ojos de Dios

Ustedes, queridos hijos, son de Dios y han vencido a esos falsos profetas, porque el que está en ustedes es más poderoso que el que está en el mundo. 1 Juan 4:4 NVI

Cualquier cosa que estés enfrentando en la vida, o cualquier cosa que venga para tu futuro, ya Dios te ha dado la fe para ello. Puede que no se vea y puede que no sientas que tienes lo que necesitas para superarlo, pero la fe en Dios no se basa en nuestras circunstancias o en cómo nos sentimos.

Al enemigo le gustaría que creyeras que no tienes una oportunidad en la vida, que eres demasiado débil, demasiado pobre, demasiado…. lo que sea. Pero Dios tiene una perspectiva diferente de ti, Dios te ve a través de los ojos del amor. Él ve quién eres en Cristo, lo que puedes ser y lo que Él tiene invertido en ti, no en lo que tú u otros puedan ver.

Viéndote a ti mismo de la manera en que Dios te ve, te llevará a una vida abrumadora de victoria.

Pero se necesita fe. No puedes simplemente escuchar que Dios te ama y te ve como Su hijo, tienes que creerlo. Se necesita fe para seguir adelante y superar los desafíos de la vida. Y la fe no hará nada si no saber cómo liberarla. Tienes que liberar tu fe para que funcione.

Liberamos la fe a través de nuestras palabras, acciones y por supuesto, a través de la oración. Depende de nosotros actuar.

Primera de Juan 4: 4 es un pasaje que los cristianos citan mucho, y casi cada vez que digo este verso en una iglesia o conferencia, todos aplauden y aclaman. Pero, ¿cuánta gente realmente cree que Él que está en ellos y que Él es más grande que el que está en el mundo? La verdad es que Él que está en ti es más grande y Él te ama. Así que extiende tu fe hoy y mírate a ti mismo de la manera en que Dios te ve. No importa lo que el enemigo quiera que veas o cómo las cosas podrían versen. ¡Nuestra fe vence a través de Aquel que vive en nosotros!

Oración Final: Dios, creo que me amas y me has dado el poder de vencer. Como tu hijo, actuaré todos los días en la fe que me has dado, confiando en Ti y superando cualquier obstáculo que se cruce en mi camino.

Facebook icon Twitter icon Instagram icon Pinterest icon Google+ icon YouTube icon LinkedIn icon Contact icon