Separa Tu «Quién» de Tu «Hacer»

Separa Tu "Quién" de Tu "Hacer"

Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo! 2 Corintios 5:17

He cometido errores en mi vida, y estoy segura de que cometeré errores en el futuro, pero con todo gusto de mí. El hecho es que yo no hago todo perfecto siempre, pero eso no afecta el quién soy en Cristo. Yo sé que soy amada y sigo siendo una buena persona. Eso es porque soy una nueva criatura en Cristo, he aprendido a separar mi «quién» de mi «hacer».

Cuando te das cuenta de que lo que «haces» no determina «quién» eres, puedes experimentar un nuevo nivel de libertad por la vergüenza. Cuando sabes que Dios gusta de ti, puedes comenzar a gustar de ti mismo en una manera saludable y equilibrada. Cuando comienzas a gustar de ti mismo, otras personas comienzan a gustar de ti también. Gustar de ti mismo no significa que estés lleno de orgullo; simplemente significa que te aceptas como la persona que Dios creó para ser.

Todos necesitamos cambios en nuestro comportamiento, pero aceptarnos a nosotros mismos como la creación de Dios es vital para nuestro progreso al llegar a ser emocionalmente sanos y completos en Cristo. Si podemos dominar esto, gustar nosotros mismos, hará maravillas para ayudarnos a superar la naturaleza vergonzosa.

Oración Final: Espíritu Santo, ayúdame a separar mi «hacer» de mi «quién». Puedo gustar de mí mismo y experimentar libertad de la vergüenza porque Tú me amas y obras constantemente en mi vida.

Facebook icon Twitter icon Instagram icon Pinterest icon Google+ icon YouTube icon LinkedIn icon Contact icon