Entrenamiento Básico para Construir Tu Fe

Entrenamiento Básico para Construir Tu Fe

Pues ya saben que la prueba de su fe produce constancia. Santiago 1:3

Una fe madura no ocurre de la noche a la mañana. Si queremos tener una fe profunda, sana y sólida en Dios, debemos ejercitar nuestra fe para hacer es más fuertes.

Piensa en los soldados del ejército. No están listos de inmediato para las batallas más intensas cuando se reclutan en una rama del servicio militar. Tienen que pasar por un entrenamiento básico. Ellos son instruidos, ejercitados y entrenados implacablemente. Los instructores están asignados

para hacer esto «equipar» porque los soldados necesitan poseer fuerza, resistencia, capacidad para adaptarse y aguante.

Pensemos en esto en términos de nuestra fe. Primero, nos reclutamos, o damos nuestras vidas a Cristo. Entonces comenzamos un régimen de entrenamiento básico, o construcción de fe. En este caso, el Espíritu Santo actúa como nuestro Instructor.

El Espíritu Santo sabe exactamente lo que cada uno necesita como requisito en la construcción de fe para que podamos estar preparados en temporada y fuera de temporada. Solo necesitamos obedecerlo, incluso cuando es desafiante, confiando en que Él sabe cómo construir nuestra fe.

Cuando dejas que el Espíritu Santo te entrene, los resultados son fuertes, una fe sólida en Dios: ¡vale la pena el tiempo y el esfuerzo necesarios!

Oración Final: Espíritu Santo, me someto a tu instrucción. Quiero tener una fe madura y sólida en Ti. Entréname para que pueda caminar por fe, no por vista, confiando en Dios en cada situación y por cada provisión que necesite.

Facebook icon Twitter icon Instagram icon Pinterest icon Google+ icon YouTube icon LinkedIn icon Contact icon