Practicando el Agradecimiento

Practicando el Agradecimiento

Bendeciré al Señor en todo tiempo; mis labios siempre lo alabarán. Salmos 34:1

Todos sabemos que debemos estar agradecidos por nuestras muchas bendiciones.

Dios nos dice en su Palabra que seamos agradecidos, y sabemos por nuestra propia experiencia de que una vez que comenzamos seriamente a alabar a Dios, nuestras cargas y los problemas parecen pesar menos sobre nuestros hombros.

David dijo: Bendeciré al Señor en todo tiempo; mis labios siempre lo alabarán. Muchas son las angustias del justo, pero el Señor lo librará de todas ellas (Salmo 34: 1, 19).

Este es el poder de la gratitud. No solo nos ayuda a ser libres, sino que cuando hacemos una pausa para agradecer a Dios por las bendiciones que disfrutamos en nuestras vidas, en realidad comenzamos a encontrar más bendiciones, incluso más por lo cual estar agradecido.

Te animo a que tomes un tiempo para practicar el ser agradecido. Hay mucho de lo que debemos estar agradecidos, y debemos enfocarnos en ello todos los días. Ten en cuenta el consejo del salmista, … Denle gracias, alaben su nombre. (Salmo 100:4).

Oración Final: Querido Dios, el poder de la gratitud es realmente increíble. Gracias por bendecirme a diario y obrar en mi vida. Sé que sin ti no tengo nada, así que te agradezco por la bondad que me has mostrado.

Facebook icon Twitter icon Instagram icon Pinterest icon Google+ icon YouTube icon LinkedIn icon Contact icon