¿Estás Siguiendo al Espíritu Santo o Tus Emociones?

¿Estás Siguiendo al Espíritu Santo o Tus Emociones?

Además, los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. Romanos 8:8

Yo hablo mucho sobre cómo debemos seguir al Espíritu, no a nuestras emociones. Sin embargo, me parece que en primer lugar mucha gente ni siquiera entiende cómo operan nuestras emociones.

Las emociones están en el campo del alma. Nuestra alma está hecha de nuestra mente, voluntad y emociones: nos dice lo que pensamos, lo que queremos y cómo nos sentimos. De estas tres áreas del alma, son nuestros sentimientos los que se agitan más rápido.

En otras palabras, la sabiduría y el discernimiento del Espíritu Santo en nuestro espíritu se ahoga fácilmente por los gritos de nuestras emociones. La Biblia dice que esto “vivir en la carne” no agrada a Dios. Esto no significa que Dios no nos ama. Lo que significa es que Él no está satisfecho ni aceptará el comportamiento carnal.

Sin embargo, una vez que comprendas cómo funcionan las emociones negativas, puedes superarlas. Nuestra alma puede ser fuerte, pero nuestro espíritu puede ser más fuerte si los fortalecemos al pasar tiempo en la presencia de Dios. Entra hoy en la Palabra y dale a tu espíritu la fuerza para superar tus emociones

Oración Final:

Dios, no quiero dejar que mis emociones dominen mi espíritu. Mientras paso tiempo contigo y leo Tu Palabra, dame el poder que necesito para ser guiado por el Espíritu, y no por cómo me sienta.

Facebook icon Twitter icon Instagram icon Pinterest icon Google+ icon YouTube icon LinkedIn icon Contact icon