Orando Las Oraciones De Dios

Mis caminos y mis pensamientos son más altos que los de ustedes; ¡más altos que los cielos sobre la tierra! (Isaías 55:9)

Creo que una de las razones por las que a veces nos sentimos insatisfechos en oración o con la sensación de que no hemos «terminado» de orar por un asunto, es porque gastamos mucho tiempo solo orando nuestras propias oraciones. Pero te digo, hay una mejor, más alta, más efectiva forma de orar las oraciones de Dios. Para ser honesta contigo, si yo estoy orando mi oración, puedo orar por algo durante quince minutos y aún sentirme como que no he terminado; pero si estoy siendo guiada por el Espíritu Santo y orando a Dios, puedo orar dos frases y sentirme completamente satisfecha.

Encuentro que cuando oro oraciones guiadas por el Espíritu, generalmente son más simples y más cortas que las mías. Ellas son directas, al grano y al punto. Me siento satisfecha de que la tarea esté completa cuando oro a la manera de Dios en lugar de mi propia manera. Cuando oramos a nuestra manera, a menudo nos enfocamos en orar por cosas y circunstancias carnales, pero si somos guiados por Dios nos encontraremos orando por cosas eternas como la pureza de nuestro pensamientos y motivaciones y una relación más profunda con Dios. Pídele a Dios que te enseñe a orar Sus oraciones en lugar de las tuyas y disfrutarás la oración mucho más.

LA PALABRA DE DIOS PARA TI HOY:

Ora las oraciones de Dios, no tus oraciones.

Facebook icon Twitter icon Instagram icon Pinterest icon Google+ icon YouTube icon LinkedIn icon Contact icon