Venciendo El Mal Con El Bien

Venciendo El Mal Con El Bien

¿Alguna vez alguien ha lastimado tus sentimientos? Tal vez te diste cuenta de que alguien te mintió o no recibiste el aumento de sueldo en el trabajo que merecías, o tal vez fuiste rechazado o abusado físicamente. Bueno, una de las cosas más importantes que debemos aprender es cómo confiar en Dios y caminar por la fe cuando las personas no nos tratan como deberían. Nuestra respuesta natural es enojarnos cuando nos maltratan, y sentirnos enojados no es malo. Pero la Palabra de Dios nos recuerda que no debemos devolver mal por mal o ira por ira.

¿Qué Bien Tiene La Ira?

¿Has notado que el estar enojado nunca mejora las cosas? Lo sé porque yo solía tener mal genio. De hecho, yo pasaba más tiempo de mi vida de mal genio. A veces expresaba mi agresión, y otras veces solo la dejaba hirviendo en mi interior. El problema es que, si tenemos ira sin resolver, explotamos o colapsamos; o estallamos con alguien, o nos desmoronamos por dentro. Y muchas veces lo hacemos con una persona que no tiene nada que ver por lo que estamos enojados. Es solo una forma infeliz de vivir.

Pero enojarse no es la forma en que Dios quiere que luchemos nuestras batallas. En cambio, cuando alguien nos lastima, podemos elegir confiar a Dios nuestro dolor o injusticia y vencer la ira con el bien. Romanos 12: 17-21 dice: No paguen a nadie mal por mal. Procuren hacer lo bueno delante de todos.  Si es posible, y en cuanto dependa de ustedes, vivan en paz con todos. No tomen venganza, hermanos míos, sino dejen el castigo en las manos de Dios, porque está escrito: Mía es la venganza; yo pagaré, dice el Señor. Antes bien, Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; si tiene sed, dale de beber. Actuando así, harás que se avergüence de su conducta. No te dejes vencer por el mal; al contrario, vence el mal con el bien.

Lo que Dios está diciendo en esos versículos es que hay una manera correcta e incorrecta de responder a la injusticia. Podemos enojarnos y desquitarnos con la persona que nos lastimó, o podemos luchar de la manera en que Dios lucha, confiando en que Él será nuestro Vindicador mientras bendecimos a nuestros enemigos y hacemos el bien (Salmo 37: 1-3). Ciertamente no es fácil amar a nuestros enemigos y bendecir a las personas que nos han lastimado (Lucas 6:27). De hecho, este es probablemente uno de los versículos más difíciles de seguir en la Palabra de Dios.

Mi padre me abusó sexualmente durante casi 15 años, así que comprendo lo doloroso e imposible que puede parecer creer que realmente puedes amar a tus enemigos. No estoy tratando de tomar esto a la ligera. Pero hay verdadera libertad en hacer lo correcto. Y podemos elegir hacer lo que sea correcto sin importar cómo nos sintamos. Tenemos que dejar de tener miedo de las cosas difíciles, seguir adelante y confiar en Dios, porque la verdad es que Él nos dará la fuerza y la gracia para hacer todo lo que necesitemos hacer.

 La Oración Trae Paz

Es mucho más difícil vivir con ira que vivir con paz, el amor y la alegría de Dios. Y tenemos que asumir la responsabilidad de nuestro comportamiento. Una de las mejores cosas que podemos hacer es aprender a orar por las personas con las que estamos enojados. Lo primero que debes hacer cuando alguien te maltrata es orar: «Dios, esto duele y estoy enojado por eso, pero sé que mi ira no resolverá el problema ni cambiará a la persona. Así que confío en Ti. Voy a actuar en la dulzura y seguir siendo amable. Seguiré haciéndolo bien porque para eso me pusiste aquí. Y mientras confío en Ti y bendigo a otros, voy a verte vindicarme y verte hacer lo que sea necesario en esta situación «. ¡Esa es la forma de luchar y ganar tus batallas!

Toma hoy la decisión de que vas a negarte a vivir enojado. Pídele a Dios que te ayude a tomar el control de tus sentimientos. Y si te enojas, confiésalo y Dios te perdonará. Habrá muchas batallas en la vida, ¡pero Dios tiene un plan increíble para ti! A medida que te enfoques en Él como tu Vindicador, cada vez es más fácil vencer los sentimientos de enojo y caminar en paz. ¡Y serás una bendición al vencer el mal con el bien!

Facebook icon Twitter icon Instagram icon Pinterest icon Google+ icon YouTube icon LinkedIn icon Contact icon