Cuando el Progreso es Lento

Cuando el Progreso es Lento

Y no solo en esto, sino también en nuestros sufrimientos, porque sabemos que el sufrimiento produce perseverancia. Romanos 5:3

Es importante renovar nuestras mentes, pero también es importante darse cuenta de que este proceso de reprogramar o renovar nuestras mentes se llevará a cabo poco a poco. No te desanimes si el progreso parece lento, o cuando tienes contratiempos o días malos. Solo sigue adelante, sacúdete el polvo y comienza de nuevo.

Cuando un bebé aprende a caminar, se cae muchas, muchas veces antes de que desarrolle la capacidad de caminar sin caerse; sin embargo, el bebé es persistente. Puede llorar por un tiempo después de que se caiga, pero él siempre se levanta y vuelve a intentarlo.

Aprender a cambiar nuestro pensamiento funciona de la misma manera. Luchamos y caemos, pero Dios siempre está ahí para levantarnos. Más bien que frustrarte, recuerda hacer lo que dice la Biblia y «triunfar» en tu dificultad, porque el hecho de que estés luchando significa que estás peleando la buena batalla de la fe.

Habrá días en que no hagamos todo bien, días cuando nuestro pensamiento es negativo, Pero nunca dejes de intentarlo. Dios está gradualmente acercándonos a Su manera de pensar, siempre y cuando no nos demos por vencidos.

Oración Final: Señor, gracias por levantarme cuando caiga. Sé que cuando estoy luchando, puedes obrar en mí para ayudarme a superar mi mentalidad negativa y traerme más y más en línea con Tu forma de pensar.

Facebook icon Twitter icon Instagram icon Pinterest icon Google+ icon YouTube icon LinkedIn icon Contact icon