Dios Tiene Una Respuesta Antes Que Nosotros La Pidamos

Invocaré al Señor, quien es digno de ser alabado, y seré librado de mis enemigos. (2 Samuel 22:4)

Ante una batalla desalentadora, Josafat se acercó a Dios en primer lugar alabándolo y diciéndole cuán grande, maravilloso, poderoso y maravilloso Él es. Después él comenzó a contar los actos específicamente poderosos que el Señor había realizado en el pasado para proteger a Su pueblo y cumplir Sus promesas. Después de todo eso, presentó su pedido a Dios. Comenzó expresando su total confianza de que el Señor manejaría el problema. Luego él simplemente dijo: «Oh, por cierto, Dios, nuestros enemigos vienen contra nosotros para tratar de quitarnos la posesión que nos diste por herencia. Solo pensé en mencionar este pequeño detalle. Pero Tú eres tan grandioso: Sé que ya tienes esta situación bajo control.»

Cuando le pedimos ayuda a Dios, debemos darnos cuenta de que Él nos escucha la primera vez que lo pedimos. No necesitamos gastar nuestro tiempo de oración pidiendo lo mismo una y otra vez. Creo que es mejor pedirle a Dios lo que queremos o necesitamos y luego, cuando llegue a nuestra mente, agradecerle que Él está obrando. Necesitamos decirle que confiamos en Él y saber que Sus tiempos serán perfectos.

Dios tiene un plan para tu liberación antes de que aparezcan tus problemas. ¡Dios nunca se sorprende! Continúa enfocándote en Él; en adoración, alabanza y agradécele por la ayuda que está en camino y continúa escuchando Su voz mientras Él te guía a través de tus batallas hasta la victoria.

LA PALABRA DE DIOS PARA TI HOY:

Dios no necesita nuestros recordatorios, sino nuestra alabanza.

Facebook icon Twitter icon Instagram icon Pinterest icon Google+ icon YouTube icon LinkedIn icon Contact icon