Mantén Una Conciencia Compasiva

Pero el Espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos se apartarán de la fe, prestando atención a espíritus engañosos y a doctrinas de demonios. Con hipocresía hablarán mentira, teniendo cauterizada la conciencia. (1 Timoteo 4:1-2)

Los versículos de hoy hablan de que la conciencia de una persona está «cauterizada» o «endurecida». Si una herida se cauteriza, se convierte en tejido cicatricial y no se puede sentir nada. Del mismo modo, cuando las conciencias de las personas se cauterizan, se vuelven duras y endurecidas, incapaces de sentir lo que deberían sentir. Años de desobediencia y dolor personal pueden hacernos más duros que amables, pero por la gracia de Dios podemos cambiar. Queremos mantenernos compasivos para Dios y poder sentir de inmediato cuando estamos lastimando a otros o desobedeciéndole de alguna manera.

Pídale a Dios un corazón y una conciencia compasiva para que puedas ser sensible a Él trate contigo. Si conoces personas que tienen corazones duros por años de dolor personal o desobediencia a Dios, ora por ellos también. Es una cosa hermosa poder discernir de inmediato cuando nuestro comportamiento no agrade a Dios. Podemos pedirle perdón e inmediatamente cambiar nuestro comportamiento. Agradece a Dios cada vez que sientas que Él esta tratando contigo y sigue trabajando con el Espíritu Santo para mantener tu conciencia compasiva hacia Él. “Padre, oro por mí y por mis seres queridos que tienen conciencias cauterizadas, endurecidas. Te pido que hagas una obra para romper esa dureza en nosotros. Por favor ablanda nuestros corazones hacia Ti. Danos corazones compasivos que respondan a Tu liderazgo, para que podamos sentir de inmediato lo que nos estás diciendo y lo que quieres que hagamos. En el nombre de Jesús, amén »

LA PALABRA DE DIOS PARA TI HOY:

Sé duro en tu propósito, pero compasivo en tu corazón.

Facebook icon Twitter icon Instagram icon Pinterest icon Google+ icon YouTube icon LinkedIn icon Contact icon