Tan Vital Como el Latido de Tu Corazón

Tan Vital Como el Latido de Tu Corazón

Los que viven conforme a la naturaleza pecaminosa fijan la mente en los deseos de tal naturaleza; en cambio, los que viven conforme al Espíritu fijan la mente en los deseos del Espíritu. Romanos 8:5

Como creyentes, el pensamiento correcto es tan importante que simplemente no podemos vivir

sin ello. Al igual que nuestros latidos del corazón, es vital porque muchos de los problemas que enfrentamos en nuestras vidas están enraizados en patrones de pensamiento equivocado que no están basados en la verdad.

El pensamiento correcto es el resultado de una comunión personal regular con Dios a través de la oración y la Palabra. Es importante para nosotros enfrentarnos al hecho de que nuestras vidas no se arreglarán hasta que nuestro pensamiento se reorganice porque nuestros pensamientos dan fruto.

Cuando tú y yo pensamos bien, nuestras vidas producen buenos frutos. Cuando pensamos malos pensamientos, nuestras vidas producen malos frutos. Mientras más sirvo a Dios y estudio Su Palabra, más me doy cuenta lo importante que es para mí estar al tanto de lo que está pasando en mi mente. Donde la mente va, el hombre la sigue. Vigilando continuamente nuestros pensamientos es la única manera en que alguna vez podremos mantenerlos en línea con la Palabra de Dios y ganar nuestra batalla contra el enemigo.

Oración Final: Espíritu Santo, me has demostrado que el pensamiento correcto es absolutamente vital. Te buscaré y estudiaré regularmente Tu Palabra para que yo pueda pensar los pensamientos correctos.

Facebook icon Twitter icon Instagram icon Pinterest icon Google+ icon YouTube icon LinkedIn icon Contact icon