Entrégale a Dios Tus Preocupaciones y Sigue a Tu Corazón

Entrégale a Dios Tus Preocupaciones y Sigue a Tu Corazón

Depositen en él toda ansiedad, porque él cuida de ustedes. — 1 Pedro 5:7

“Escucha tu corazón”, dice un viejo dicho. Sigue siendo una lección de vida oportuna y relevante que todos nosotros deberíamos recordar. Cuando nos desviamos del rumbo que nuestro corazón nos aconseja seguir, podemos hacer que nuestra vida sea muy difícil.

Ahora, no estoy hablando de deseos egoístas. Estoy hablando de perseguir los deseos que Dios pone en tu corazón. ¿Qué es lo que quieres de la vida? ¿Cuál crees que es la voluntad de Dios para ti? ¿Lo estás buscando?
Algunas personas tienen demasiados cuidados y preocupaciones que les impiden salir y seguir lo que tienen en el corazón. Han decidido que está fuera de su alcance.

La Biblia dice que debemos poner todas nuestras preocupaciones en Dios, porque Él se preocupa por nosotros. Cualquier preocupación que tengas te impide seguir tu corazón, debes dárselo a Dios y dejar que Él se encargue de ello.

Él quiere que sigas el deseo que Él ha depositado en ti. Deja que Dios cuide de tus preocupaciones y sigue a tu corazón. Puedes confiar en Dios. ¡Él se preocupa por ti!

Oración Final:

Dios, a veces no persigo lo que Tú has puesto en mi corazón por mis preocupaciones, así que hoy te las entrego. Yo sé que Tú puedes manejarlas, y Tú quieres que yo sea libre para seguir mi corazón.

Facebook icon Twitter icon Instagram icon Pinterest icon Google+ icon YouTube icon LinkedIn icon Contact icon