“Tentado” Para Hacer el Bien

"Tentado" Para Hacer el Bien

Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga. 1 Corintios 10:12

Una cosa que nos atrae a la tentación de pecar es pensar muy alto de nosotros mismos y confiar en nosotros mismos demasiado. Esta es una actitud alentada por el enemigo. Nos volvemos orgullosos y creemos que estamos bien, pero luego Satanás nos tienta y caemos en pecado.

Ahora, esta próxima afirmación podría sorprenderte: necesitas saber que también hay un tipo bueno de tentación. Necesitamos darnos cuenta de que Satanás nos tienta a hacer el mal, pero de alguna manera, Dios nos tienta a hacer el bien. Cada vez que el enemigo pone una mala opción frente a ti, Dios siempre tiene una buena ya lista.

Cuando la tentación de pecar se siente abrumadora, recuerda que el Espíritu Santo, que es mucho más poderoso que el enemigo, también quiere abrumarte, pero en el buen sentido de la palabra. Él quiere influenciarte a hacer grandes cosas si lo dejas.

Dios está tratando de salvar nuestras vidas. Él quiere fortalecernos para que pase lo que pase, seamos preservados y protegidos bajo Su cobertura. Cuando Dios te tiente a hacer el bien, lo mejor que puedes puede hacer es obedecer.

Oración Final: Espíritu Santo, quiero escuchar y obedecer Tus buenas “tentaciones”. Cuando el enemigo intenta hacerme tropezar, en su lugar muéstrame Tu voluntad y Tu camino que pueda seguir.

Facebook icon Twitter icon Instagram icon Pinterest icon Google+ icon YouTube icon LinkedIn icon Contact icon